OPINIONES

 

 

 

En el último decenio el desarrollo tecnológico está ofreciendo – gracias a autores capaces cuyo talento sabe evidenciar y ampliar el aspecto experimental y creativo de un fascinante medio expresivo como es la fotografía digital – un uso del instrumento que demuestra, a altos niveles, las ilimitadas posibilidades artísticas y creativas.
 
Edgardo Verzi, autor polifacético nacido en Montevideo (Uruguay), donde vive y trabaja, es representativo de un fermento que continúa presentando estimulantes novedades y reelaboraciones dentro del panorama fotográfico, muy activo también en Sud América.

En el origen de sus trabajos hay siempre un detalle o un fragmento del mundo sensible sobre el cual el artista, deteniéndose, concentra su atención, su propia mirada; en el fondo de esta atracción reside una filosofía existencial vinculada a la percepción de una realidad escondida que necesita ser descubierta y reelaborada y de la cual el medio expresivo produce y revela ilimitadas percepciones visuales. Los fragmentos de la realidad que atraen la atención de Verzi pueden haber sido obtenidos artificialmente pero pueden encontrarse también en la naturaleza. Basta pensar, por ejemplo, en la serie de fotos tomadas para el video “Adamastor” – que ha dado también el título a una reciente exposición realizada en Rocha, Uruguay – y que testimonia la tan atractiva descripción de cómo el artista ha recorrido la playa de La Pedrera a la búsqueda de aquel preciso fragmento de roca, empapado de significados históricos, mitológicos, geológicos y geográficos.

Siéndole compatible la combinación de la fotografía con el medio digital, Edgardo Verzi incursiona en la experimentación del instrumento fotográfico en sus múltiples aspectos, pero siempre manteniendo la apertura a las técnicas innovadoras de otros medios y expresiones artísticas. De ello resulta una relación entre fotografía y obra de arte tan sutil que desaparece dejando campo libre y absoluto al arte.

En la recientísima serie de trabajos llamada ”Las ciudades invisibles” – presentada en Bologna en ocasión de la muestra ”Little Treasures” – reencontramos el tema de la ciudad, recurrente en su producción, pero también la demostración de como Verzi es un artista completo que ama todas las formas de arte a las cuales recurre para inspirarse: música, literatura, poesía, geografía, historia.
Otra serie en la que investiga es “Urban Fictions” cuyos trabajos me han fascinado e impulsado a avanzar en el universo artístico de Edgardo dejandome entrever realidades diferentes, intersecciones, laberintos que sugieren ciudades, metrópolis, arquitecturas.

He admirado en directo las obras pero también he conocido personalmente al artista de quien he comprendido la íntima y fuerte exigencia que se traduce en su intensa creatividad: sus trabajos nacen del conocimiento de la existencia no de una única verdad sino de varias alternativas en nuestra percepción cotidiana del mundo real. Es ésta la toma de conciencia desde donde parte un incesante deseo de descubrir nuevas visiones, nuevas realidades, nuevas verdades que liberan otros universos, otras interpretaciones posibles, al mismo tiempo paralelas y diversas, de nuestra siempre cambiante realidad contemporánea.

Paola Trevisan (Italia, 2008)



…” las fotografías de Edgardo Verzi, despliegan una variada interpretación de fenómenos naturales como si se tratase de modelos intrincados y diseños espontáneos. Es la mirada del artista que, abocándose a un tema específico, recrea selectivamente el entorno. La precisión y la riqueza de las imágenes halladas, el diálogo que mantiene cada cuadro con sus pares y el conjunto, revela una estructura de sentidos que subvierte las durezas conceptuales del artificio para expresar un nuevo orden de sentidos.”

 

(Pablo Thiago ROCCA, curador, Montevideo,Uruguay, abril 2006)

 

 

 

 

...”La principal virtud de Verzi es la investigación abierta, no exenta de un talante juvenil y renovador en el conservador ambiente uruguayo aferrado a la pintura y sus variaciones en la mayoría de artistas mucho más jóvenes. Somos Parte, su reciente exposición, es una buena señal donde hay un talento refinado de amplia cultura a seguir de cerca en sus futuros pasos.”

 

(Nelson DI MAGGIO, critico de arte, Montevideo, Uruguay,  2003)

 

 

 

...”The artists in Slippery invoke a flux between solid and liquid states in terms of their methods, materials and motives. They are magicians and conjurers, transforming experience into elements, often pointing to the body as a crucible by which these metamorphoses transpire. Smoke and mirrors conceal one origin to yield another.”...”Edgardo Verzi engages in a painterly process, manipulating chemicals and light through color photography.

As photographs they defy our ideas of documentation yet in a more residual way they document the photo-chemical and biochemical creative process.”

 

(Juliette COOK curadora, Filadelfia, USA, 1999)

 

 

“ L’art rapproche les hommes, et votre présence à l’exposition du Pharo est l’expression d’une amitié à laquelle je suis très sensible. Sachez qu’au delà des qualités intrinsèques d’une ouevre de belle composition, le tableau que vous avez bien voulu m’offrir enrichit désormais le patrimoine marseillais.”

 

(Jean Claude GAUDIN, Maire de la ville de Marseille, France, 1999)

 

 

Una sugerencia muy neta es la que provocan las realizaciones de E. Verzi que opera sobre la base de una superficie pintada de la que aisla y rescata, por medio de la fotografía, pequeñísimos fragmentos que luego son documentados fotográficamente. Obtiene productos con la apariencia equívoca, que es decir ambigüa, que es decir creativa de fotografías de procesos biológicos, físicos, químicos realizados bajo el ultramicroscopio electrónico. Así erige un mundo orgánico, que reverbera y logra sostener una dinámica interna que es lo más apreciable en ellos aparte de la revelación que hacen del vuelco estético de un espíritu científico: sus resultados últimos son de entraña estrictamente pictórica.

Consigue extraños destellos que en algunos momentos evocan la aspereza de lo rupestre o el inquietante misterio de los fenómenos que sabemos que laten a pesar de que no podemos verlos.

Tanto por la originalidad de su creación cuanto por los resultados la suya es una gestión que debe ser tenida en cuenta.

 

( Roberto de ESPADA, crítico de arte, Montevideo, 1987)